“Me creía rico con una flor única y resulta que solo tengo una rosa común. [… ]. Y tirándose sobre la hierba, lloró.”

En un jardín con cinco mil rosas iguales a su querida flor, emocionalmente hundido, triste al pensar en su rosa que se creía única, yacía el Principito cuando el Zorro le dio los buenos días. Fue el punto de inicio de un diálogo que les permitió conocerse.

El Principito se siente triste, necesita amigos; el Zorro lleva una vida monótona, entre seres que se parecen extremadamente entre sí y le gustaría que esto cambiase.

Piensa el Principito que, si juegan, ambos saldrán favorecidos.

El sabio Zorro le regala una lección de vida: solo pueden ayudarse si “crean lazos”, si construyen una relación basada en el respeto. Queremos a las personas y a las cosas con las que tenemos vínculos, piensa el Zorro, que se muestra confiado, agradable. Desea crear con el Principito esos lazos que permiten valorar una realidad como única, aunque pudiesen existir miles de realidades similares, miles de personas semejantes, cada una sería única, fuente de bellos momentos y recuerdos.

El Principito tiene prisa, quiere saber cómo entrar a formar parte de la hermosa realidad que le descubre el Zorro.

“Debes ser muy paciente –respondió el zorro–. Al principio te sentarás sobre la hierba, un poco retirado de mí; yo te miraré con el rabillo del ojo y tú no dirás nada, pues el lenguaje puede ser fuente de malos entendidos. Entonces, al pasar los días, te podrás sentar cada vez más cerca…”

Dos claves imprescindibles para crear lazos: tiempo y hábitos. Debemos regalarnos tempo lento para escucharnos y convertir la escucha en un hábito que nos permita acercarnos con confianza a la realidad del otro y habituarnos a escuchar de forma activa.

Como el lenguaje puede ser fuente de malos entendidos, tendremos que esforzarnos en entender las palabras que escuchamos con el mismo significado que les da la persona que las pronuncia. El premio que obtendremos es que veremos como únicas y valiosas a cada una de las personas, con independencia de sus opiniones. Solo  así  conseguiremos forjar el pilar básico de la participación: que todos y cada uno de nosotros lleguemos a sentirnos arte y parte de la realidad en la que nos desarrollamos, respetando a los demás.

 

La participación, tejida con lazos de respeto, nos llevará a una escuela inclusiva, una escuela que acoge, que hace que nos sintamos en casa. El primer reto que debemos superar es la distancia que nos impide ver con los ojos del corazón a las personas, a todas, formen parte o no de nuestro grupo de referencia. Se trata de una tarea compartida en la que alumnado, familias, profesorado y entorno debemos corresponsabilizarnos.

Los docentes estamos llamados a facilitar las condiciones necesarias para encontrar espacios y tiempos para la participación dentro y fuera del currículo. Cualquier momento es bueno para trabajar propuestas de mejora y, tal vez, este momento de cambios pueda ser utilizado para cambiar metodologías, trabajar en equipo, buscar complicidades, contar con las aportaciones de todos y que todos nos sintamos parte de nuestro centro.

Una tarea importante que podemos llevar a cabo es trabajar la capacidad dialógica, acostumbrarnos y acostumbrar a nuestro alumnado a escuchar activamente, a ser críticos y a aceptar las críticas, a apreciar los argumentos por su valor y no por la persona que los esgrime, a buscar información y procesarla para crear nuestra propia opinión, a poner en valor la importancia que tiene el que la decisión ha sido conjunta, y por tanto también es responsabilidad nuestra el resultado que vayamos a obtener.

Contamos con un maravilloso instrumento para escucharnos, acercarnos al otro y buscar la convergencia: los consejos escolares.

En el Consejo Escolar del Estado, la Casa de la Participación, estamos trabajando para conseguirlo. Sus puertas siempre están abiertas para dar la bienvenida y los buenos días a quienes quieran acercarse.

 

   

 

 

 

ENCARNA CUENCA CARRIÓN
Presidenta del Consejo Escolar del Estado

Marketing Digital. Este proyecto ha sido desarrollado por Grupo Enfoca: Diseño web Alicante

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies